CASTELLVI




Aunque pareciera que el cuerpo humano es simétrico, no lo es. Podemos tener un brazo más largo que otro, o una pierna más larga que la otra. Sin embargo, existe una asimetría en el cuerpo que es completamente normal. Esta asimetría no causa problemas y apenas es perceptible.

El problema está cuando la diferencia es superior a los 2 centímetros y está causando un desequilibrio en la postura y trastornos en la marcha. Existen diferentes causas por las que podemos tener una pierna más larga que otra. Entre las causas más comunes podemos encontrar esta la dismetría de extremidades o la escoliosis.

Las consultas por pie anatómico son frecuentes en ortopedia infantil. La mayor parte de las dismetrías aparecen desde el nacimiento o en edades tempranas. La dismetría puede aparecer en el adulto. Pero estas son secuelas debidas a traumatismos, infecciones, artrosis o lesiones tumorales.